Durante los últimos cuatro años, una buena parte de nuestro trabajo como fisioterapeutas se ha centrado en la recuperación de las lesiones de la muñeca.

Una de las cosas increíbles sobre la mano humana, es su capacidad de adaptación: Las personas son capaces de seguir con sus actividades o práctica deportiva a pesar de tener algún problema en la muñeca o el antebrazo. Por esto, mucha gente no busca ayuda en un primer momento (a veces hasta tres meses después de la aparición de los síntomas).

A algunas personas les duele al cerrar la mano, a otras al apoyarse. La mayoría tiene problemas a la hora de girar la mano mientras sujetan algo pesado, y otras, simplemente tienen dolor cuando hacen la misma tarea muchas horas seguidas.

Si tú eres una de esas personas que tiene dolor en la muñeca o la mano, trabajando o haciendo deporte (o dibujando, porque también vemos muchas ilustradoras con problemas por sobreuso), podemos ayudarte.

mun-eca-poli-gonos

Nuestra propuesta de tratamiento es muy sencilla. Se basa en una exploración bastante detallada a partir de la cual elegiremos la ruta más sencilla para tu recuperación.

Dicho de otra manera: Aunque hay muchas maneras de hacerlo, nosotros te propondremos la más sencilla, cómoda, y sobretodo, la que menos te duela. Exacto, si te preocupa que la recuperación pueda ser dolorosa, te va a encantar venir a vernos.

Utilizamos nuestro propio sistema de modificación de síntomas para poder introducir el ejercicio que sirve para recuperarte, sin que te duela o tengas recaídas durante el proceso. Gracias a esto podemos centrarnos en las cosas que funcionan, como el ejercicio adaptado y progresivo, y dejar de lado técnicas invasivas más dolorosas que realmente no aportan nada a tu recuperación (y además son caras).

Como no todo el mundo progresa igual de rápido, no forzaremos los plazos ni tendrás que venir a consulta muchas veces (entre 4 y 6 visitas a lo largo de 2 meses es lo que solemos tardar en dar el alta).

Además, vale la pena que sepas que la mayoría de pacientes que vienen a vernos, lo hacen derivados por si fisioterapeuta o su médico (normalmente más los primeros). Si los profesionales confían en nosotros para que les ayudemos con este tema ¿Eso es una buena señal, verdad?

Pero si tienes dudas, sigue leyendo...

¿Debería comprarme una férula?

En algunos casos, nosotros utilizamos vendajes o férulas durante unos días (semanas en los casos más agudos).

Las férulas son muy económicas (no suelen superar el precio de las que encontrarías en cualquier catálogo -entre 30 y 50€-), pero nosotros te la hacemos con las características exactas que necesite tu problema, en lugar de usar una estándar).

A la larga, usar este tipo de ayudas hará que ahorres dinero en sesiones de fisioterapia y analgésicos, y te permitirá seguir con la mayoría de tus actividades mientras te recuperas.

¿Y no debería operarme?

Mucha gente se somete a cirugía en la muñeca cada año, pero algunos estudios demuestran que una buena parte de esa gente evoluciona bien sin necesidad de operarse; la clave está en elegir a quien operar y a quien no (y normalmente te derivaremos a cirugía si encontramos algo en la exploración que no nos guste).

De la misma manera que hace una década se operaban todos los hombros o todas las rodillas con ciertas lesiones y hoy en día el tratamiento recomendado es la fisioterapia, con la muñeca ocurre lo mismo.

Nuestro consejo suele ser que se haga por una pauta supervisada de ejercicio entre 6 y 12 semanas, y en caso de que no se resuelva el problema, estudiar la posibilidad de operar (esa parte queda al criterio de tu médico).

Piénsalo de otra forma: Si te operan, la recuperación completa dura habitualmente más de tres meses. Vale la pena agotar la vía del tratamiento conservador antes no sólo por el tiempo, sino porque te expones a muchas menos complicaciones (además, el tratamiento será muy parecido, pero más lento para respetar los tejidos que el cirujano haya reparado).

Pero en mi resonancia se ve un ligamento roto...

Si, precisamente ese es un hallazgo casual. Por suerte, la estabilidad y la función de la mano no dependen sólo de la integridad de todos y cada uno de los ligamentos, y una vez recuperada la fuerza y la estabilidad, todo vuelve a funcionar con normalidad.

No obstante, si tu caso es uno de los que requiere cirugía, estaremos encantados de ayudarte con la recuperación post-quirúrgica, así que no olvides comentárselo a tu médico.

De momento, prefiero hacer reposo.

En general, no suele ser buena idea dejar de utilizar la mano durante un largo periodo mientras esperamos a que las molestias desaparezcan, sobretodo cuando han pasado 3 meses de una caída y te sigue doliendo al ir al gimnasio. No porque el reposo en sí sea malo (no siempre lo es) sino porque al reanudar la actividad intensa lo más probable es que todo siga igual.

En cualquier caso, tanto si practicas fitness o escalada, eres músico o ilustrador, trabajas como fisioterapeuta o como mecánico, no dejes que el dolor de la mano te limite y llámanos.